YouTube Kids

YouTube Kids

YouTube Kids: el gran portal de vídeo lanza en España su versión para niños

La nueva plataforma es una aplicación con control parental en la que se han integrado solo vídeos apropiados para la infancia

Hay niños menores de dos años que todavía no hablan, pero que saben desbloquear un smartphone, entrar en YouTube y clicar en los dibujos animados de Peppa Pig. Tampoco saben leer, pero reconocen sus muñecos favoritos por las imágenes. Se guían por el atractivo visual, por lo que muchos padres no saben en qué clase de contenido van a meterse. Pensando en ellos ha nacido YouTube Kids: la versión exclusiva para niños que desembarca este miércoles en España. Esta nueva plataforma cuenta con control parental e integra solo vídeos con contenido apropiado para la infancia.

La aplicación YouTube Kids, que tiene su propio logo —una televisión sonriente—, estaba disponible ya en países como Estados Unidos, desde febrero del año pasado, México, Argentina y Brasil. En total ya ha recabado más de 10 millones de descargas. A partir de hoy se podrá descargar de forma gratuita en Google Play y Apple Store para móviles, tabletas, videoconsolas, Smart TV y Chrome Cast. “No está disponible para PC porque está pensada para niños que, en principio, saben manejar pantallas táctiles, pero no saben utilizar teclados”, explicaba Álex Sanagustín, uno de los ingenieros españoles encargados de desarrollarla, a EL PAÍS.

YouTube Kids está disponible para móviles, tabletas y videoconsolas, pero no ordenadores

El objetivo de la plataforma YouTube Kids es llegar a niños de entre 3 y 8 años. “A esa edad se nota mucho la diferencia de unos años, por eso hemos creado dos opciones dentro de la propia app: preescolar y escolar”, detalla. Estas decisiones se eligen nada más iniciarse en la aplicación y es lo único que no debe hacer el niño.

“¡Hola adulto!”, así es la bienvenida que ofrece YouTube Kids al descargarse. El objetivo está claro: la configuración no es terreno infantil. Para comprobarlo, el usuario debe introducir una contraseña que se le indica en letras. El primer cambio con respecto a la plataforma original es que en la versión para niños no hace falta registrarse o iniciar sesión, para que no se quede grabado ningún dato personal del niño. Por esa razón, tampoco es posible subir vídeos, dar a me gusta, compartir ni comentar ningún vídeo que aparezca.

Opción de restringir la búsqueda

En la configuración inicial, el adulto elige también sí quiere o no habilitar la búsqueda. Esto permitiría que, además de las decenas de vídeos que aparecen en la pantalla de inicio, el niño pudiera encontrar otro tipo de contenido. “Siempre supervisado y analizado”, apunta este miembro del equipo de YouTube. Así, cuando por ejemplo se busca ‘choque de trenes’, la aplicación avisa de la inexistencia de ese tipo de contenido y propone que se haga una búsqueda más apropiada como ‘choque de trenes de juguetes’.

De esta manera, aunque YouTube Kids se nutre de los vídeos de YouTube, un algoritmo ha seleccionado previamente qué contenido es apropiado para los niños. El proceso de validación dura tres días y, además, hay un equipo humano que se encarga de revisar individualmente los vídeos que son marcados como inadecuados por algún usuario. “Hacerlo sin algoritmo sería imposible, porque se suben millones de horas de contenido cada día”, reconoce la empresa.

Noticia publica en el periódico digital: www.elpais.com. Si quiere ampliar esta noticia, por favor entre el siguiente enlace: Youtube kids

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *