La mentoría social como herramienta de cambio. Creamos una relación proactiva y personalizada, donde un mentor, armado con experiencia y perspectiva, brinda apoyo y orientación a un joven con el objetivo de promover su desarrollo y éxito personal. Desde Fundación Alentia, valoramos y reconocemos la capacidad transformadora que ésta figura puede tener en la vida de jóvenes en situación de vulnerabilidad. Por eso aplicamos la Mentoría Social como una herramienta transversal en cada uno de nuestros proyectos.

En Alentia, la mentoría social es una herramienta de cambio, por lo que el papel del mentor implica ser un modelo positivo a seguir. Los mentores inspiran a los jóvenes a creer en sí mismos y en su capacidad para superar obstáculos. A través de su ejemplo, motivan a los jóvenes a esforzarse por alcanzar sus metas y sueños, fomentando un sentido de esperanza y empoderamiento.

Por qué es importante la Mentoría Social

Los mentores no solo aportan habilidades y conocimientos, sino que también infunden un sentido de confianza y pertenencia. Tener un mentor puede ser un factor crucial para el éxito a largo plazo de estos jóvenes, al proporcionarles un apoyo incondicional y ayudarles a alcanzar sus objetivos.

  • Sirve como un mecanismo de apoyo y guía para jóvenes en situación de vulnerabilidad.
  • Provee habilidades y conocimientos, así como un sentido de confianza y pertenencia.
  • Los mentores pueden ayudar a los jóvenes a superar obstáculos y alcanzar sus metas.
  • Los mentores proporcionan un ambiente seguro y de confianza donde los jóvenes pueden compartir sus preocupaciones y ambiciones.
Impacto de la Mentoría Social en Jóvenes Extutelados y Mujeres Jóvenes en Situación de Violencia

Para los jóvenes extutelados, la mentoría social desempeña un papel crucial en su transición hacia la vida adulta y la independencia. Estos jóvenes han experimentado lo que es la protección por parte de las administraciones a través de la tutela durante su infancia y adolescencia, y al alcanzar la mayoría de edad, se enfrentan a la responsabilidad de tomar decisiones por sí mismos y construir su propio futuro.

Los mentores, con su experiencia y perspectiva, se convierten en guías confiables que brindan apoyo emocional, orientación práctica para enfrentarse a la vida y la oportunidad de aprender de sus propias experiencias. La mentoría les ayuda a adquirir habilidades para la vida diaria, a establecer metas claras y a desarrollar un sentido de identidad y pertenencia en la sociedad.

En el caso de las mujeres jóvenes víctimas de violencia, la mentoría social juega un papel fundamental en su proceso de recuperación y empoderamiento. Estas mujeres han experimentado situaciones de violencia y abuso, y necesitan un apoyo significativo para superar el trauma y reconstruir sus vidas. Desde Alentia ofrecemos un espacio seguro y confidencial donde las mujeres pueden compartir sus experiencias, expresar sus emociones y recibir orientación para fortalecer su resiliencia. La mentoría les ayuda a desarrollar una mayor autoestima, habilidades de autodefensa y herramientas para establecer límites saludables en sus relaciones. Además, los mentores pueden ser un modelo de superación y éxito para estas mujeres, inspirándolas a creer en su capacidad de lograr una vida libre de violencia.

La mentoría social en Fundación Alentia no solo se centra en el presente, sino que también tiene en cuenta el futuro de los jóvenes. Los mentores ayudan a los jóvenes a desarrollar una visión a largo plazo, estableciendo metas realistas y diseñando un plan para lograrlas. Esta orientación y apoyo continuo les brinda a los jóvenes la confianza y las habilidades necesarias para tomar decisiones informadas y construir un futuro más prometedor.

Si deseas saber más sobre nuestro trabajo o cómo puedes aportar tu granito de arena, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Juntos, podemos marcar una verdadera diferencia.